"PIES SOBRE LAS MESAS. YA NO BASTA CON REPETIR Y VOMITAR". JESÚS HERNÁNDEZ

viernes, 4 de enero de 2013

La Coruña-1

Me pide Mercedes que cuente sobre mi experiencia en La Coruña (4 de diciembre de 2012).
Supongo que quiere el antes, el durante y el después.
El antes.-
Cuando recibí un correo de Chema Aguilera diciéndonos a Mercedes, a Julita y a mí, que posiblemente se pondrían en contacto con nosotras desde la Universidad de La Coruña, me quedé muy tranquila sabiendo que si eso ocurría iba a contestar que sí. ¡A buenas horas un año antes, por ejemplo, iba a pensar eso! Mi pánico a hablar en público seguía intacto, pero había algo en esa posibilidad que me atraía...
Días después, efectivamente la profesora Mar Rodríguez se puso en contacto conmigo. Ni siquiera necesité saber que el tema de las Jornadas era espectacular, ¡la Paz, ni más ni menos!, para contestar afirmativamente.
Aquí empezó todo. Con Chema Aguilera en el cóctel ofrecido en la sede de la Academia del Cine. Septiembre de 2012.

He pensado después muchas veces en esa respuesta tan visceral, tan rápida...
Quizá fue porque era mi primera universidad, y me llamaban desde tan lejos... Quizá me animó el hecho de que esto era fuera de los circuitos comerciales, esos a donde siempre van los mismos/as a decir las mismas cosas. Y como una es tangencial más bien, me encontré de repente cómoda en esa situación.
Influyó también el ego. Ese que sube como la espuma cuando los demás valoran tu trabajo y quieren que lo cuentes en una universidad! Ahora que enseguida se me bajaron los humos, ¿qué por qué habían contado conmigo? Muy fácil, a través de Mercedes. Ella nos situó en el ojo del huracán en septiembre cuando fuimos  al espacio de Telefónica para hablar de la Formación del Futuro Espectador.

En el espacio de Telefónica. Septiembre de 2012.

Quizás pensaron que las tres íbamos en el mismo paquete...Pensar eso me ayudó mucho a poner las cosas en su lugar. Reflexioné: "Vamos a ver...no me llaman por mi trabajo, que seguramente no conocen; creo que lo único que puedo hacer es preparar lo mejor que pueda esa ponencia para no defraudar demasiado".
Yo tengo mucha suerte con los alumnos/as que me tocan, lo digo siempre. Si no hubieran estado ellos/as detrás, no me hubiera sentido capaz. Pero yo sabía que en cuanto llegara a clase y les planteara la situación, sacaríamos las agendas y, con unas pequeñas directrices que siempre hay que darles, llegaríamos a diseñar actividades, no sé si buenas o malas, pero que disfrutaríamos mucho. Y ¿sabéis qué? eso, el disfrutarlas, y el informarse todo lo posible, son las dos premisas fundamentales para que un trabajo sea excelente.
Así pues, quedé tranquila; mis alumnos/as me salvarían, como tantas otras veces...
Pero...siempre se me olvida que Mercedes puede dar la vuelta a tus mejores planes con una llamada de teléfono: ¡ella es una especialista en sacarme de mi zona de confort!
Efectivamente, me llamó. Me decía que le habían propuesto, además de su conferencia plenaria por la tarde, impartir un taller por la mañana en la Facultad de Educación a los estudiantes y profesores. No recuerdo bien ese detalle, pero creo que había contestado que lo tenía que hacer conmigo. Digo que no recuerdo si lo consultó conmigo antes o ya lo había confirmado sin consulta previa.
El caso es que yo a casi nada le puedo decir que no; me saca de mi zona segura cada dos por tres, y eso no se paga con nada. Le dije que sí, sabiendo que esos terrenos eran para mí arenas movedizas. 

1 comentario:

  1. Buenos recuerdos y buen papel. Una grata experiencia el compartirlo

    ResponderEliminar