"PIES SOBRE LAS MESAS. YA NO BASTA CON REPETIR Y VOMITAR". JESÚS HERNÁNDEZ

viernes, 23 de enero de 2015

"Huyendo conmigo de mí". Primera parte.

El título del último álbum de Fito & Fitipaldis refleja muy bien lo que viví en los dos meses y medio que trabajé antes de jubilarme.
En el mes de septiembre de 2014, eso es lo que hubiera querido: "huir conmigo de mí".
Lo nunca visto; estuve 20 días sin publicar nada en Blogmaníacos, sufría de sequía mental y emocional.
¿Tenía sentido volver a implicarse en algo que terminaría muy pronto?
A los más cercanos que me preguntaban les decía que "me estaba quitando". Era una forma de protegerme como otra cualquiera... A ver si así dolía menos...
¿Cómo cambió todo esto y llevamos a cabo los dos procesos más alucinantes que habíamos vivido últimamente en clase? Fue un poco la combinación de muchas cosas:
- Tenía a un alumnado expectante por ver qué pasaba (ser "Blogmaníaco" imprime carácter, tienen la sensación de que están destinados a hacer importantes cosas).
- Míriam me preguntó cuándo íbamos a elegir delegado de clase. Es una alumna que no se conforma con que las cosas vayan "encarriladas", necesita una buena sacudida de vez en cuando.
- Hablé con Mercedes. Y eso, como siempre, da vuelcos en mi vida. Hablamos de lo humano y lo divino. De encontrar sentido a lo que hacemos. Ella me hizo pensar en una frase que tengo en mi perfil de Bibliofagia y que procuro recordar a menudo: "No estás aquí simplemente para ganarte la vida. Estás aquí para enriquecer al mundo, y si te olvidas de este recado, te estás empobreciendo." (Woodrow Wilson).
Ni más ni menos lo que José Mota simplificaría diciendo: ¡Ir pá ná es tontería!  :)))

Comprendí que había permitido que mis emociones me empobrecieran peligrosamente.
Así que Mercedes y yo nos ilusionamos con la petición de Míriam, que reflejaba muy bien lo que siempre hemos querido: formar alumnos/as "con algo en las tripas", no personas huecas
Diseñamos líneas generales y lo sometimos a la consideración de los chicos/as.
A partir de ahí todo se disparó: cada día nos sorprendían y nos hacían sudar tinta con sus propuestas. Su participación y compromiso fueron enormes. Diseñaron campañas para publicitarse que ya querrían algunos profesionales. 



Pedí ayuda a Mercedes para el diseño de la papeleta de votación,... me desbordaban por todas partes... Ellos fueron los que propusieron que se votara también desde el exterior: familiares, conocidos, seguidores del blog,... todos pudieron participar... Y todo salió como no nos habíamos podido imaginar. Tuvimos que replantear el resultado, hacer equilibrios sobre cuerdas muy flojas: encaje de bolillos, que decimos Mercedes y yo, para que aceptaran soluciones alternativas.
Aprendimos..., ¡cómo aprendimos todos! 
La elección de delegado/a de la 4ª generación de Blogmaníacos, a la que llamamos "Desmontando al delegado/a" fue una buena sacudida a la base del tronco que formábamos. Intentamos funcionar como los círculos de Podemos, todo lo discutíamos, todo lo consensuábamos... En el aire de mi clase se palpaba el empoderamiento horizontal, ese proceso que hace que el alumnado tome las riendas de los temas que les afectan, sintiéndose capaces de resolverlos, aunque queden jirones por el camino.
La experiencia fue inolvidable, y yo sólo puedo dar gracias por ello, porque como dice Fito en la canción  Entre la espada y la pared:

Entre lo amargo del café
Quedó el aroma y el calor
Lo que me dio, me lo dejó
Cuando se fue

Con la certeza y la razón
De sabe Dios quién sabe qué
Que lo invisible existe sólo porque no se ve

No soy la foto del carnet
No soy la luz en el balcón
Yo solo soy el que llegó
Y el que se fue

No sé muy bien a dónde voy
Para encontrarme búscame
En algún sitio entre la espada y la pared

Ellos/as me han dado mucho. Yo sólo soy la que llegó y la que se fue
Dejemos de pensar que los docentes somos la luz en el balcón, el faro en la distancia... el enfoque debe cambiar. Eso sí, recomiendo estar entre la espada y la pared, un estado "complicadamente sencillo" del que surgen las mejores experiencias de la vida. 

Pueden llamarlo también "estar en obras" o en "fase beta permanente"

Continuará...




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada